Humanitarianresponse Logo

COLOMBIA: Flash Update No. 1 - Confinamiento en el municipio de Puerto Asís (Putumayo) [CLONED]

Este documento fue elaborado por OCHA, con información suministrada por socios del Equipo Local de Coordinación (ELC) Chocó y otros socios y contrapartes.

SITUACIÓN GENERAL

Desde el 17 de agosto, se viene presentando una situación de confinamiento[1] afectando a 2.539 personas (616 familias)[2] aproximadamente, pertenecientes a cuatro comunidades afrocolombianas y tres indígenas en el municipio de Medio San Juan; el confinamiento se da como consecuencia de los combates entre la Fuerza Pública y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). A estas acciones se suman detonaciones de explosivos, utilización de armas no convencionales, amenazas e intimidaciones a través de panfletos por parte del ELN. Los diferentes eventos de violencia armada tienen a cerca de 1.222 niños, niñas y adolescentes (NNA) sin acceso a jornadas educativas[3] y se han identificado restricciones en los sectores de seguridad alimentaria y nutricional y medios de vida. 

Por la continuidad de los combates, desde el 22 de agosto también se desplazaron de manera individual aproximadamente 34 personas pertenecientes a la comunidad Afrocolombiana de Noanamá; según información de la Defensoría del Pueblo, estas personas tendrían como destinos las cabeceras municipales de los municipios de Istmina y Medio San Juan, así como las ciudades Cali y Buenaventura en el departamento del Valle del Cauca, debido a que cuentan con red de apoyo familiar en estos lugares.

Por las mismas causas y de continuar las hostilidades, otras tres comunidades cercanas a la zona afectada se encuentran en riesgo de confinamiento, igualmente, las comunidades ya confinadas están en riesgo de desplazamiento.  Dada la reciente ocurrencia de los hechos y las restricciones en la zona afectadas, a la fecha de publicación de este informe no se cuenta con censos confirmados ni desagregados con enfoque diferencial; por ende, el presente documento manifiesta cifras preliminares susceptible a actualización cuando se tenga información consolidada.

NECESIDADES

  • Protección: La población civil presenta riesgos en protección asociados a los diferentes hechos de violencia armada mencionados, además de la instalación de minas antipersona (MAP) y municiones sin explosionar (MUSE) por parte del ELN; preocupa la presencia de la población civil en los lugares donde se presentan los combates y los que pueden llegar a presentarse, por el riesgo de quedar en medio del fuego cruzado.
  • Seguridad Alimentaria, Nutrición y Medios de vida: Las comunidades presentan restricciones para acceder a sus medios de vida y mercados locales, ante las limitaciones en la movilidad y por consiguiente la imposibilidad de realizar labores para el sustento diario, como lo es la recolección de alimentos, fruta, cultivos de pan coger, entre otros.
  • Educación: Se evidencian necesidades en materia de educación en emergencias como talleres y acompañamientos a los menores de edad para ocupar el tiempo libre; así mismo, medidas de protección tanto a estudiantes como a docentes, dada la situación actual del territorio en el cual se han visto suspendidas las jornadas escolares de al menos cuatro instituciones educativas.

 

ACCIÓN HUMANITARIA

  • Del 28 al 30 de agosto se plantea realizar una misión de acompañamiento y atención humanitaria por parte de la Administración municipal, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), y la Secretaria de Salud Departamental a través de la Institución Prestadora de Salud (IPS) Unisalud; En el marco de la misión se realizarán jornadas de atención en salud física y mental, se brindará apoyo logístico (transporte fluvial y combustible) para la movilización de la institucionalidad y se levantará el Censo de las personas afectadas con necesidades.
  • El Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) y Heartland Alliance estudian la posibilidad de realizar un acompañamiento en materia de protección y atención psicosocial respectivamente.
  •  

COORDINACIÓN GENERAL

  • El 22 de agosto se realizó una Mesa Extraordinaria de Prevención y Protección en la cual participaron La Unidad de Atención y Reparación Integral para las Víctimas (UARIV), Defensoría del Pueblo, Gobernación, NRC, ACNUR, entre otras instituciones y organizaciones, con el propósito de asignar los respectivos compromisos y coordinar la respuesta para atender a las comunidades afectadas por el confinamiento y desplazamiento.
  • El 28 de agosto, la Personería municipal iniciaría el proceso de toma de declaraciones dado el acompañamiento logístico y apoyo técnico por parte de ACNUR, el Defensor comunitario y el Enlace de víctimas municipal.
  • El Equipo Local de Coordinación Chocó continúa monitoreando la situación y coordinando acciones de respuesta en el marco de la complementariedad con la institucionalidad, en caso de ser requerido.

 

[1] Una población se encuentra confinada cuando sufre limitaciones a su libre movilidad por un período igual o superior a una semana, y además tiene acceso limitado a tres bienes o servicios, como: educación, salud, agua y saneamiento, medios de vida, entre otros. (https://www.humanitarianresponse.info/sites/www.humanitarianresponse.inf...)

[2] Según información de la Unidad de Atención y Reparación Integral para las Víctimas (UARIV)

[3] Información suministrada por la Secretaría de Educación Departamental

Webspace(s): 
Organization(s): 
United Nations Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
Original Publication Date: 
26 Авг 2019
Document type: 
Situation Report
Location(s): 
Medio San Juan (Andagoya)
Theme(s): 
Humanitarian Access
Afro-Colombians
Indigenous populations
Coordination hub(s): 
Equipo Humanitario Chocó