Humanitarianresponse Logo

Un Equipo Local de Coordinación (ELC) es un espacio para el diálogo, intercambio de información y coordinación entre los actores internacionales con presencia en una región. Este espacio interagencial bajo la orientación de UNCT y del Equipo Humanitario del País (EHP), aborda temas prioritarios para la región, incluyendo acciones de protección , humanitarias , iniciativas de desarrollo y construcción de paz.

Otra de las principales funciones del ELC es la coordinación con actores locales, incluyendo instituciones, con el fin de facilitar una respuesta humanitaria efectiva, así como la incorporación de aspectos de construcción de paz y desarrollo sostenible en la agenda departamental, bajo un principio de complementariedad y con un enfoque de derechos humanos. El ELC juega un papel clave en el acompañamiento a las instituciones locales para complementar la respuesta y para atender las brechas críticas. 

El Equipo Local de Coordinación Norte de Santander es liderado en temas humanitarios por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios y en los ámbitos de construcción de paz y desarrollo por  la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El Equipo Local de Coordinación (ELC) de Norte de Santander, fue creado en 2006 como Equipo Humanitario Local (EHL) y desde el 2017 opera como ELC. Este es un espacio de coordinación e intercambio de información, para la articulación estratégica entre los diferentes actores internacionales que hacen presencia en el territorio, en este espacio se analizan los principales escenarios del contexto departamental con enfoque etario, étnico y de género, dirigidas a la población víctima del conflicto armado y de desastres naturales.

 Actividades

  1. Análisis de contexto
  2. Identificación de necesidades humanitarias, de protección y vacíos en la respuesta
  3. Coordinación y preparación de respuesta humanitaria a las personas afectadas, de acuerdo con las necesidades y vacíos identificados
  4. Visibilización de la situación e incidencia e interlocución para la gestión de recursos e implementación de iniciativas a nivel departamental y local

Para más información sobre las actividades y alcance de los ELCs, consultar los Términos de Referencia

Presencia de las organizaciones

Áreas de Trabajo

La principal función del ELC es la coordinación con actores locales, incluyendo instituciones, con el fin de facilitar una respuesta humanitaria efectiva, así como la incorporación de aspectos de construcción de paz y desarrollo sostenible en la agenda departamental, bajo un principio de complementariedad y con un enfoque de derechos humanos. El ELC juega un papel clave en el acompañamiento a las instituciones locales para complementar la respuesta y para atender las brechas críticas.

Los ELC responden a políticas recientes de Naciones Unidas (Quadrennial Comprehensive Policy Review - QCPR) orientadas a maximizar la efectividad, eficiencia, coherencia, impacto y sostenibilidad del apoyo de la ONU a los esfuerzos nacionales de desarrollo y construcción de paz así como a los principios tradicionales de protección y de la eficacia de la ayuda/desarrollo. A través de la coordinación entre las agencias, fondos y programas (AFP) se busca maximizar el impacto colectivo del SNU, Organizaciones no Gubernamentales nacionales e internacionales y otras organizaciones de cooperación internacional, promoviendo acciones integrales y complementarias que potencien la experticia y ventajas comparativas de cada actor.

Asimismo, los ELC buscan que las acciones del SNU y de otras organizaciones de cooperación respondan a necesidades y prioridades locales y generen un impacto positivo en las comunidades fomentando la apropiación nacional y fortaleciendo la resiliencia de las comunidades y asegurando la centralidad de la protección.

Principales afectaciones de la región

Las dinámicas de conflicto armado se recrudecieron en Norte de Santander, la situación humanitaria que se presenta en el departamento por la persistencia de los enfrentamientos y fortalecimiento de la presencia de Grupos Armados Organizados (GAO), Grupos Generadores de Violencia (GGV) y Grupos Delictivos Organizados (GDO) ha generado un aumento significativo de las acciones armadas en esta zona limítrofe a fin de disputarse el control de las economías ilícitas, tales como: el contrabando, el narcotráfico, la minería ilegal y los pasos ilegales o “trochas”, lo que a su vez ha generado violaciones a los derechos humanos e infracciones al DIH en el departamento.   

Es importante destacar que las dinámicas de conflicto armado ya no solo se evidencian en la subregión del Catatumbo, sino que también estas dinámicas de violencia armada se han desplazado hacia la zona rural de Cúcuta y su área metropolitana, evidenciando la movilidad de los diferentes GAO,GGV y GDO en busca de aumentar y fortalecer su control territorial con el fin de monopolizar el desarrollo de las economías ilícitas que predominan en el corredor fronterizo. Esto se refleja en el aumento de emergencias humanitarias, ataques contra la población civil y recrudecimiento de la violencia armada en el departamento.

Antecedentes

Equipos Locales de Coordinación (ELC) comenzaron a operar en febrero de 2017, como transición de los  Equipos Humanitarios Locales (EHL) impulsados ​por  OCHA Colombia desde el año 2006, con el propósito de incluir los temas de paz y desarrollo en el área local.

Para información de análisis inter-agencial sobre Norte de Santander consultar el Briefing Departamental (corte junio de 2020)