Humanitarianresponse Logo

Un Equipo Local de Coordinación (ELC) es un espacio para el diálogo, intercambio de información y coordinación entre los actores internacionales con presencia en una región. Este espacio interagencial bajo la orientación de UNCT y del Equipo Humanitario del País (EHP), aborda temas prioritarios para la región, incluyendo acciones de protección , humanitarias , iniciativas de desarrollo y construcción de paz.

Otra de las principales funciones del ELC es la coordinación con actores locales, incluyendo instituciones, con el fin de facilitar una respuesta humanitaria efectiva, así como la incorporación de aspectos de construcción de paz y desarrollo sostenible en la agenda departamental, bajo un principio de complementariedad y con un enfoque de derechos humanos. El ELC juega un papel clave en el acompañamiento a las instituciones locales para complementar la respuesta y para atender las brechas críticas. 

El Equipo Local de Coordinación de La Guajira es liderado en temas humanitarios por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y en los ámbitos de construcción de paz y desarrollo por el Programa de Las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El Equipo Local de Coordinación La Guajira actualmente tiene como principales objetivos la coordinación de una respuesta humanitaria efectiva y complementaria a la institucional a diversas crisis humanitarias presentes en el departamento, como la sanitaria por Covid-19, la provocada por desastres de origen natural, en especial inundaciones y sequías, conflicto/violencia armada y la histórica crisis generada por barreras socioeconómicas de gran parte de la población. Asimismo, tiene como objetivo impulsar la paz y el desarrollo en diferentes comunidades del territorio.

Actividades

  1. Análisis de contexto
  2. Identificación de necesidades humanitarias, de protección y vacíos en la respuesta
  3. Coordinación y preparación de respuesta humanitaria a las personas afectadas, de acuerdo con las necesidades y vacíos identificados
  4. Visibilización de la situación e incidencia e interlocución para la gestión de recursos e implementación de iniciativas a nivel departamental y local

Para más información sobre las actividades y alcance de los ELCs, consultar los Términos de Referencia

Presencia de las organizaciones

Áreas de Trabajo

Los ELC responden a políticas recientes de Naciones Unidas (Quadrennial Comprehensive Policy Review - QCPR) orientadas a maximizar la efectividad, eficiencia, coherencia, impacto y sostenibilidad del apoyo de la ONU a los esfuerzos nacionales de desarrollo y construcción de paz así como a los principios tradicionales de protección y de la eficacia de la ayuda/desarrollo. A través de la coordinación entre las agencias, fondos y programas (AFP) se busca maximizar el impacto colectivo del Sistema de Naciones Unidas (SNU), Organizaciones no Gubernamentales nacionales e internacionales y otras organizaciones de cooperación internacional, promoviendo acciones integrales y complementarias que potencien la experticia y ventajas comparativas de cada actor.

Asimismo, los ELC buscan que las acciones del Sistema de Naciones Unidas (SNU) y de otras organizaciones de cooperación respondan a necesidades y prioridades locales y generen un impacto positivo en las comunidades fomentando la apropiación nacional y fortaleciendo la resiliencia de las comunidades y asegurando la centralidad de la protección.

Principales afectaciones de la región

  • Guainía es un departamento con multiafectación y diversas necesidades humanitarias. Sin embargo, sus dinámicas suelen ser silenciosas y sus afectaciones subregistradas. La falta de presencia institucional y la dispersión de la población en su amplio territorio dificultan la denuncia, el registro y la atención de:
  1. Víctimas del conflicto armado
  2. Población migrante en condiciones de vulnerabilidad
  3. Damnificados de desastres naturales
  4. Personas con altos riesgos durante la pandemia por COVID-19.
  • La presencia de Grupos Armados Residuales (GAOR), disidencias del Frente Acacio Medina de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), al norte y el oriente del departamento, y del Frente José Daniel Pérez Carrero del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en la zona de frontera, genera amenazas, homicidios selectivos, desplazamientos individuales, reclutamientos forzados de menores y migrantes adultos, explotación y abusos sexuales y restricciones a la movilidad. Preocupa el subregistro y la falta de atención de las víctimas históricas y recientes. 
     
  • La falta de vías de acceso desde las principales ciudades del país e internas en el departamento, y los altos costos del transporte de ayudas y personal humanitarios obstaculizan la respuesta humanitaria a las necesidades fruto de i) afectaciones silenciosas e individuales del conflicto armado, ii) alto flujo de migración desde y hacia Venezuela en condiciones de vulnerabilidad, iii) consecuencias difíciles de sortear ante inundaciones y iv) falta de capacidad de respuesta institucional ante consecuencias de pandemia por COVID-19.

    En esta misma vía, al ser la mayoría del departamento zona de muy difícil acceso, se evidencia una carencia de presencia de organizaciones humanitarias en el departamento y, sobre todo, en las zonas más alejadas de Inírida.
     
  • Las zonas rurales del departamento se caracterizan por una baja o nula presencia estatal, lo que dificulta la respuesta a las necesidades humanitarias.

Antecedentes

Equipos Locales de Coordinación (ELC) comenzaron a operar en febrero de 2017, como transición de los  Equipos Humanitarios Locales (EHL) impulsados ​por  OCHA Colombia desde el año 2006, con el propósito de incluir los temas de paz y desarrollo en el área local.

Para información de análisis inter-agencial sobre La Guajira consultar el Briefing Departamental (corte junio 2020)