Humanitarianresponse Logo

Colombia: Restricciones al acceso y desplazamientos en el Catatumbo (Norte de Santander) - Reporte de Situación No.04 (10/07/2018)

Colombia: Restricciones al acceso y desplazamientos en la subregión del Catatumbo (Norte de Santander) - Reporte de Situación No. 04 (10/07/2018)

Este informe es elaborado por OCHA con apoyo de UMAIC[1], con información del Grupo Temático de Protección (GTP) Norte de Santander[2], Puesto de mando unificado Catatumbo (PMU),  Defensoría del Pueblo Regionales Norte de Santander y Ocaña, Personerías y fuentes locales.

  • Entre el 14 de marzo y el 5 de julio, las violaciones de los Derechos Humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario por acciones armadas del ELN y EPL, causaron el desplazamiento de por lo menos 16.000 personas  (5.168 familias), en los municipios de San Calixto, Teorama, Tibú, La Playa de Belén,  Ábrego y Hacarí; en este último, operativos militares y posterior combate con el EPL también generaron desplazamientos.  
  • Se estima que cerca del 70% de familias desplazadas han retornado bajo su propio riesgo -pese a la falta de garantías de seguridad- ante las pocas posibilidades de sustento en el lugar de recepción. Las personas desplazadas que no han retornado siguen ubicadas en dos Espacios de Protección Humanitaria[3] aún activos, y otras han llegado a municipios como Ocaña y Cúcuta.
  • Persiste la situación de alto riesgo y de vulnerabilidad para las personas que ejercen liderazgo en la región; producto de esta situación también se han afectado las dinámicas organizativas comunitarias. Durante este periodo, han sido asesinados al menos tres líderes sociales en el Catatumbo y un alto número de líderes comunitarios han sido amenazados.  
  • Desde el inicio de las confrontaciones, al menos 9 civiles han resultado afectados por accidentes con minas antipersonal y munición sin explotar (MAP/MUSE), y por lo menos tres han sido víctimas militares. La presencia de MAP/MUSE y artefactos explosivos improvisados (AEI) ha aumentado, lo que genera restricciones a la movilidad y al acceso en algunos caminos veredales, y alrededores de centros educativos rurales.
  • De 44.829 niños, niñas y adolescentes afectados en su derecho a la educación, desde el inicio de la crisis, más de 2.900 niños y niñas continúan desescolarizados.
  • Existe una alta preocupación por situaciones de violencia basada en género (VBG) y feminicidios registrados durante este periodo en la región.
  • Aproximadamente 4.000 indígenas Barí[4] continúan en riesgo de volver[5] a confinarse por amenazas, la persistencia de los enfrentamientos entre los grupos armados en cercanía de los resguardos y presencia MAP/MUSE/AEI.

 
[1] Iniciativa que busca crear capacidad inter-agencial de manejo de información y análisis para el Sistema de las Naciones Unidas (SNU) en el país, así como beneficiar el trabajo humanitario, de desarrollo y de construcción de paz en conjunto con sus contrapartes, incluyendo las ONG y el Gobierno. Es financiada por OCHA, PNUD, “Embajada de Suiza en Colombia – Agencia para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE)” y Secretariado Nacional de Pastoral Social.
[2] Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Consejo Noruego para Refugiados (NRC), Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONUDDHH), Programa Mundial de Alimentos (PMA).
[3] Estos espacios se mantienen en el municipio de Hacarí (La Estación) con aproximadamente 100 personas, y en el municipio de San Calixto (La Fortuna) permanecen 140 personas.
[4] Pertenecientes a 25 comunidades en los municipios de Tibú, El Tarra, Convención y El Carmen, según proyección DANE a 2018, basada en censo de 2005.
[5] Pues estuvieron confinados durante el paro armado del 14 al 22 de abril.

 

Sitio(s): 
Organización: 
Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas
Fecha de publicación original: 
10 Jul 2018
Tipo de documento: 
Reporte de situación SitRep
Localizaciones: 
Norte de Santander