Humanitarianresponse Logo

Colombia – Flash Update No. 2: Desplazamiento Masivo y restricciones a la movilidad en Cáceres y Tarazá (Antioquia)

Desde el pasado 19 de enero de 2018 y en seguimiento al desplazamiento masivo reportado en Cáceres en el Flash update No.1, el número de afectados incrementó a 679 personas[1] en situación de desplazamiento, pertenecientes a comunidades campesinas e indígenas de 10 veredas de Cáceres. Lo anterior, como consecuencia de los enfrentamientos entre los grupos armados[2] que se dispuntan el control territorial en varios municipios de la subregión del Bajo Cauca (Antioquia). El riesgo de enfrentamientos persiste en la zona por la presencia de los actores armados, razón por la cual la cifra de personas desplazadas podría seguir aumentando.  Persisten las restricciones de movilidad para al menos 600 indígenas (220 familias) por la misma causa.A la fecha no hay garantías de seguridad para el retorno de las comunidades afectadas.

Las familias en situación de desplazamiento del municipio de Cáceres, se encuentran en dos albergues temporales habilitados en medio de la emergencia (la Casa Indígena y una Iglesia), los cuales requieren una mejor adecuación. Persisten necesidades y vacíos en términos de disposición de alimentos, atención integral en salud y la activación de planes de educación en emergencia.

Por las mismas causas del desplazamiento masivo en Cáceres y amenazas de los grupos armados, al menos 150 personas (45 familias) que subsiten de la minería (barequeros) en el sector del Alto Tamaná, zona rural de este municipio, se deplazaron hacia el municipio de Tarazá restringiendo el acceso a sus actividades económicas y de sustento. Este desplazamiento se dio en su lugar de trabajo, ya que sus viviendas se ubican en Tarazá; no obstante la administración municipal de Tarazá realizó el censo, reconoció el desplazamiento masivo, entregó alimentos y encendió las alarmas para solicitar la ayuda correspondiente. Esta situación presenta particularidades para la respuesta humanitaria, diferente al albergue/alojamiento[3].

Respuesta:

La administración municipal, la Secretaría de Derechos Humanos de la Gobernación de Antioquia y el DAPARD, realizaron entrega de alimentos a todas las familias afectadas desde el momento de la emergencia y hasta el 24 de enero. La UARIV Territorial Antioquia en coordinación con la administración municipal activaron el plan de contingencia, al mismo tiempo que se realizaron los censos  correspondientes. Unidades móviles del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) evalúan la situación de los menores de edad afectados y la Defensoria del Pueblo hace monitoreo de la situación además de incidencia para advertir el riesgo.

A la fecha se han realizado dos Comités Municipales de Justicia transicional (CMJT) y un subcomité departamental de prevención y protección, desde los cuales en articulación con el ELC de Antioqua se ha promovido la visibilización de la emergencia y la necesidad de coordinar el accionar institucional desplegado hasta el momento.  Adicionalmente, la autoridad indígena departamental coordina acciones con la administración municipal para responder efectivamente desde los componentes del plan de contingencia del municipio de Cáceres. 

Desde el 25 de enero, el consorcio compuesto por el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), Diakonie Katastrophenhlife  y la Corporación Infancia y Desarrollo (CID) hacen presencia en el municipio de Cáceres en coordinación con PMA y ACNUR; también participan de los espacios de locales y departamentales existenes y apoyan de manera complementaria la respuesta con actividades y entrega de kits en los diferentes sectores afectados, para el total de personas desplazadas de Cáceres:

  • Protección: Fortalecimiento comunitario a líderes en rutas de acceso a derecho y reactivación de comités para minimizar las situaciones de convivencia que se están presentando al interior de la comunidad.
  • Educación en emergencias: formación a docentes, mensajes claves de protección en manejo de tiempo libre a niños, niñas y adolescentes y autoprotección, sensibilización a padres de familia, entrega de kit escolares, kits de higiene y tulas deportivas.
  • Albergue: Entrega de kits de cocina, kits de hábitat y distribución de los espacios en el albergue debido a la situación de hacinamiento (iglesia).
  • Seguridad Alimentaria y Nutrición: Se habilita un espacio (en calidad de préstamo) para el procesamiento de los alimentos. Sumado a esta asistencia y en coordinación con estos escenarios institucionales, el PMA activó su respuesta en emergencia complementaria, representada en bonos alimentarios para 500 personas con duración de dos meses. Para las personas desplazadas de Tarázá, el PMA también evalua la posibilidad de apoyar con bonos.
  • Agua, Saneamiento básico e Higiene: La CID entregó kits de dignidad y kit de lavado de manos.  
  • Salud: Se realizan acciones de intervención psicosocial a nivel comunitario e individual.

El ELC de Antioquia bajo el liderazgo de ACNUR para los temas humanitarios, continuará monitoreando la situación en coordinación con la institucionalidad, para responder a la emergencia de manera complementaria y basados en el plan de contingencia del municipio de Caceres; también promoverá las recomendaciones planteadas por la Defensoría del Pueblo en la Alerta Temprana No.009 de 2018 para esta región del país.

[1] Según el CJT del jueves 25 de enero, el censo registra 203 familias (529 personas) en Cáceres y 150 personas (45 familias) en Tarazá.

[2] Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), grupo armado vinculado al crimen organizado, también llamado por el Gobierno Grupo Armado Organizado-GAO- o Clan del Golfo.

[3] Información suministrada por la Alcaldía Municipal

Sitio(s): 
Organización: 
Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas
Fecha de publicación original: 
31 Ene 2018
Tipo de documento: 
Reporte de situación SitRep
Localizaciones: 
Cáceres
Tarazá