Humanitarianresponse Logo

Impacto humanitario y tendencias entre enero y diciembre de 2020

  • Durante 2020, preocupó la recurrencia de emergencias humanitarias en varias regiones del país, las cuales continúan desbordando las capacidades de las autoridades locales y de las organizaciones humantiarias que apoyan con la respuesta complementaria las necesidades humanitarias que se generan en comunidades vulnerables. Debido al contexto de seguridad, la geografía del territorio y la ubicación de comunidades en lugares apartados, el acceso humanitarios se plantea como un desafío en el marco de la pandemia del COVID-19.
  • Los confinamientos se destacaron como la nueva dinámica de emergencias masivas en el país, con más de 74.300 personas confinadas representando un incremento del 163% respecto al año anterior y como nunca antes (desde que se hace seguimiento de este hecho victimizante: 2014). El 52% de esta personas (+38.900) pudo retomar el acceso a sus bienes básicos y derechos fundamentales, después de superar las restricciones. Departamentos como Chocó, Nariño y Antioquia registraron un número importante de personas confinadas (+42.100), todas pertenecientes a comunidades indígenas y afrocolombianas(58%). Se destacan más de 31.700 personas confinadas en el Catatumbo en febrero de 2020, como consecuencia de un paro armado impuesto por un grupo armado organizado.
  • Los desplazamientos masivos dejaron más de 25.300 personas (+7.300 familias) desplazadas en 94 eventos masivos, siendo la principal causa los enfrentamientos entre grupos armados organizados y delictivos (57%) y amenazas (37%) de estos contra la población civil. Los departamentos más afectados fueron Nariño, Chocó, Antioquia, Norte de Santander y Cauca. De las personas desplazadas, al menos 14.400 (57%) regresaron a sus hogares.
  • El 73% de las personas que se desplazaron en 2020 pertenecen a grupos étnicos (indígenas y afrodescendientes). Llama la atención departamentos como Huila y Bolívar donde no se registraban este tipo de eventos desde hace varios años, evidenciando la expansión y deterioro de la situación en zonas del país donde se percibía aparente calma.
  • Las víctimas de minas antipersonal aumentaron un 49% en relación con el 2019. El 85% de las víctimas son hombres y un 11.6% del total corresponde a niños y niñas. Los departamentos con más víctimas de minas antipersonal y municiones usadas sin explotar son Nariño, Norte de Santander, Antioquia, Putumayo y Guaviare. Los principales ataques contra infraestructura y bienes civiles que afectan la supervivencia de las poblaciones, incluyendo misiones médicas, se concentran en los departamentos de Norte de Santander, Arauca y Antioquia, los dos primeros con presencia de cultivos ilícitos y gran afectación de víctimas por minas antipersonales.
  • En 2020 se evidencia un aumento de afectados (104%) por eventos asociados a desastres naturales. El 86% de los afectados fueron por causa de inundaciones y crecientes súbitas. Se destacan afectaciones en al menos 14 departamentos como consecuencia de la segunda ola invernal, el desarrollo del Fenómeno de la Niña y el impacto del paso del Huracán Iota y Eta por el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Solo entre noviembre y diciembre resultaron más de 300.000 personas afectadas, quienes sufrieron daños de sus bienes, viviendas, pérdida de cultivos y medios de vida. Se esperan nuevas emergencias durante los 5 primeros meses del año, debido a que se tiene previsto que el Fenómeno de la Niña se extienda hasta mayo de 2021.
Operation(s)/ Webspace(s): 
Organization(s): 
United Nations Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
Original Publication Date: 
25 Jan 2021
Map/Infographic Type: 
Humanitarian Snapshot