Humanitarianresponse Logo

Un Equipo Local de Coordinación (ELC) es un espacio para el diálogo, intercambio de información y coordinación entre los actores internacionales con presencia en una región. Este espacio interagencial bajo la orientación de UNCT y del Equipo Humanitario del País (EHP), aborda temas prioritarios para la región, incluyendo acciones de protección , humanitarias , iniciativas de desarrollo y construcción de paz .

El Equipo Local de Coordinación (ELC) Putumayo está conformado por 23 organizaciones, lideradas por ACNUR y PNUD, un grupo de trabajo, de diálogo y coordinación de actores nacionales e internacionales presentes en el territorio, que tienen como fin dar respuesta a las necesidades de las comunidades y emergencias en la complementariedad de las acciones desarrolladas por la institucionalidad.

El ELC coordina los temas interagenciales y actividades de interés común. Asimismo, a través de la coordinación local se busca maximizar la relevancia y el impacto de las intervenciones de la cooperación internacional, promover la complementariedad, evitar duplicidades, facilitar sinergias, promover la recuperación temprana, promover las acciones sin daño y fortalecer la vinculación entre la la asistencia humanitaria y el desarrollo en el marco de la estabilización post-conflicto y la implementación del Acuerdo de Paz.

Equipos Locales de Coordinación (ELC) comenzaron a operar en febrero de 2017, Como Herederos de los  Equipos Humanitarios Locales  (EHL) impulsados ​​POR  OCHA Colombia  Desde el año 2006, con el propósito de la ONU, Proceso de Transición para Incluir los Temas de paz y desarrollo en el área local.
Está conformado por:  Agencias del Sistema de Naciones Unidas

  1. ACNUR Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados
  2.  PNUD Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  3. OACNUDH   Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos
  4.  FAO Oficina de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación 
  5. UNODC Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito
  6. UNOPS Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos
  7. PMA Programa Mundial de Alimentos

 

Antecendentes
Los Equipos Locales de Coordinación (ELC) son herederos de los antiguos Equipos humanitarios Locales (ELC); comienzan a operar en marzo de 2016. Desde el 2006, OCHA Colombia inició el proceso de conformar los Equipos Humanitarios Locales (EHL), diseñados manejar temas de asistencia humanitaria al nivel local en terreno. Su objetivo fundamental era poder llevar a cabo una asistencia humanitaria más eficaz en coordinación de los actores locales, particularmente Agencias SNU y las ONG trabajando en la zona. Inicialmente, estos EHL fueron basados en los mismos lugares que tres oficinas de terreno: Bucaramanga (Santander), Medellín (Antioquia), y Cali (Valle del Cauca).

A partir del 2015, se empezó un proceso de transición para incluir temas de paz y desarrollo, contando con un liderazgo de OCHA en temas humanitarios tipicamente, y un liderazgo del PNUD u otra agencia de desarrollo, para temas de paz y desarrollo. Este proceso de transición se aceleró e incluyó todos los EHL en 2016, renombrando los EHL en su totalidad como ELC.

Áreas de Trabajo
Los ELC responden a políticas recientes de Naciones Unidas (Quadrennial Comprehensive Policy Review - QCPR) orientadas a maximizar la efectividad, eficiencia, coherencia, impacto y sostenibilidad del apoyo de la ONU a los esfuerzos nacionales de desarrollo y construcción de paz así como a los principios tradicionales de protección y de la eficacia de la ayuda/desarrollo. A través de la coordinación entre las agencias, fondos y programas (AFP) se busca maximizar el impacto colectivo del SNU, Organizaciones no Gubernamentales nacionales e internacionales y otras organizaciones de cooperación internacional, promoviendo acciones integrales y complementarias que potencien la experticia y ventajas comparativas de cada actor.

Asimismo, los ELC buscan que las acciones del SNU y de otras organizaciones de cooperación respondan a necesidades y prioridades locales y generen un impacto positivo en las comunidades fomentando la apropiación nacional y fortaleciendo la resiliencia de las comunidades y asegurando la centralidad de la protección.